ARMAMENTO - VETERANOS ZAPADORES PARACAIDISTAS EJÉRCITO DEL AIRE

Vaya al Contenido
ARMAMENTO

SUBFUSIL STAR Z-45
 
 
El Z-45 fue el subfusil que dio relevancia a la Star como fabricante de este tipo de armas. Fue el arma oficial del ejército hasta que se remplazó con el modelo Z-62. Muy parecido al subfusil alemán MP40 pero con el cañón cubierto y empuñadura de madera. Tiene la manilla de montaje a la derecha del arma y la selección del modo de tiro se realiza mediante un disparador (gatillo) de dos posiciones. También se hicieron con culata de madera.
 
 
Fue un arma que se distribuyó muy bien. No solo fue arma reglamentaria en el ejército español, sino que se vendió a países como Chile, Cuba, Portugal y Arabia Saudita pudiéndose encontrar en cualquier sitio del mundo. Dio muy buen resultado y tuvo una muy alta durabilidad por lo que fue un arma que se vendió mucho en mercados de armas usadas extendiéndose extraordinariamente por el mundo.
 
 
Sus mecanismos internos son similares a los del MP40. Pero al contrario del subfusil alemán, el Z-45 tiene un selector de disparo que le permite disparar en modo semiautomático o en modo automático.5​ El arma se fabricó en versiones con culata plegable y con culata fija de madera.4​ La recámara del cañón del Z-45 estaba acanalada para facilitar la extracción del potente cartucho 9 x 23 Largo.6​ La mayoría de los Z-45 fueron suministrados con un cargador de 30 cartuchos, pero también estaba disponible un cargador de 10 cartuchos para los oficiales de policía o guardias de prisión.6​
 
 
También se produjeron versiones que disparaban los cartuchos 9 x 19 Parabellum, .38 Super y .45 ACP, ya que el cañón podía reemplazarse con facilidad.
 
 
El subfusil de Star fue lanzado en 1945 con la denominación de Z-45. Empleado desde ese año por la Guardia Civil y desde 1946 por la Policía Armada (en plena guerra contra el Maquis), en 1947 lo adoptó también el Ejército del Aire para dotar a sus nuevas fuerzas paracaidistas. El Ejército de Tierra lo adquirió en 1948. También acabó usándolo la Armada Española y de ésta pasó al Servicio Especial de Vigilancia Fiscal, como recuerda el blog Historia del SVA. Su bautismo de fuego en las Fuerzas Armadas Españolas llegó con la Guerra de Ifni (1957-1958), siendo usado allí por nuestras fuerzas paracaidistas. El Z-45 se mantuvo en producción hasta 1962, cuando Star introdujo el Z-62, basado en el subfusil británico Sterling.




MOSQUETÓN MAUSER CORUÑA
 
 
El mosquetón Mauser Coruña modelo 1943, del calibre 7,92 mm (8 mm Mauser) se basó en el Mauser Estándar Modell, un modelo que fue importado en escasa cantidad antes del inicio  de la Guerra Civil Española, de los que algunos fueron “entubados a 7 mm.”, y que equiparon a la Legión Cóndor y otras facciones alemanas.
 
Como introducción, para ilustrar brevemente el origen del mosquetón Mauser Coruña 1943 repasemos un poco la historia.
 
“Corría allá por el año 1898, 700 desaliñados españoles se enfrentan a 15.000 soldados norteamericanos, bien pertrechados en  Lomas de San Juan , Isla de Cuba. A pesar de la aplastante desproporción, de efectivos, cuando las tropas hispanas se repliegan, habían dejado atrás más de 1.400 bajas entre las filas de la infantería de los EE.UU.
 
La precisión de los fusiles de los españoles, Mauser modelo 1893, de cartuchos sin humo, han causado estragos, nace una leyenda.
 
Se iniciaba así la historia de un arma que llegaría a ser clásica en las Fuerzas Armadas Españolas, y que dotaría a nuestros soldados con diferentes modelos durante varias generaciones hasta los años sesenta del siglo XX.”
 
 
Conocido genéricamente como “Mauser”, y popularmente entre la tropa como “El Chopo”, el último fusil de cerrojo de esta saga fabricado en grandes cantidades sería el mosquetón Mauser, modelo Coruña 1943.
 
Características principales del mosquetón Mauser Coruña modelo 1943:
 
Longitud total: 1.110 mm.
 
Longitud del cañón: 600 mm.
 
Peso del arma:3,980 Kg.
 
Calibre: 7,92 x 57 mm.
 
Alimentación: Peines de 5 cartuchos.
 
 
El primer modelo del fusil Mauser que sirvió realmente en España fue un arma derivada de los modelos que Paul Mauser había fabricado para Bélgica y Turquía en calibre 7,65 mm, del que en 1891 el Gobierno Español adquirió un total de 1.840 rifles y 400 carabinas del mismo calibre para la Armada Española.
 
Posteriormente, en 1892, Paul Mauser visitó España, trayendo con él un nuevo modelo de rifle que incorporaba diversas mejoras tales como un nuevo cartucho del calibre 7 mm, que usaba una pólvora mas potente, así como el nuevo sistema de municionamiento que ya se haría estándar, donde las balas iban en un “peine”   de cinco unidades alimentando el arma de una sola vez.
 
El Gobierno Español quedó tan impresionado que otorgó a Paul Mauser la Gran Cruz del Mérito Militar.
 
 
Paul y Wilhelm Mauser eran hijos de un modesto obrero de la Real Fábrica de Armas de Oberndorf Am Neckar, Württemberg, Alemania, donde estos hicieron su aprendizaje y en la cual demostraron desde sus comienzos, una gran afición a la mecánica y sus magnificas dotes inventivas.
 
Después de muchas peripecias y sinsabores, hacia 1869 tenían terminado el fusil para un solo cartucho metálico del calibre 11,5x60R, que luego sería aprobado como modelo 1871 en sustitución del de aguja, inventado por Dreyse, del que tomaron el sistema de cierre por translación longitudinal, cerrojo. El éxito alcanzado les permitió adquirir la fábrica de Oberndorf en 1874 hasta que fue después de la Segunda Guerra Mundial por las fuerzas ocupantes.
 
Así, las primeras unidades de este arma conocida como Modelo 93, 20.051 rifles y 27.500 carabinas, se comenzaron a fabricar en las instalaciones de la empresa Loewe, para continuar con  su fabricación en el Arsenal de Oviedo, donde la calidad de las armas fabricadas alcanzó fama internacional, según la opinión generalizada de los especialistas extranjeros.
 
El 2 de diciembre de 1892 se publicaba el Real Decreto que declaraba como reglamentario para el ejército el fusil Mauser Español, modelo 1892, también conocido como modelo 1893. En el mismo Decreto se autorizaba la adquisición de 70.000 fusiles de este modelo y 5.000 carabinas.
 
El primer mosquetón Mauser que entro en servicio en España fue el modelo 1916, pero sin embargo el de 1943 que dotó al Servicio Especial de Vigilancia Fiscal no derivaba directamente de éste, sino del depurado diseño alemán Mauser Karabiner 98K del calibre 7,92×57 mm.
 
 
Su principal diferencia funcional con los anteriores Mauser españoles M.1893 y M.1916, además del calibre, es que la aguja percutora se monta al accionar el mango del cerrojo para proceder a su apertura, y no al accionarlo para ejecutar su cierre. El porta-bayoneta es el adecuado para montar un cuchillo bayoneta igual al M.84/98 alemán, pero se le adosó un adaptador para el uso del nuevo machete bayoneta M.1941, o bien las antiguas bayonetas M.1893 y M.1913.
 
También su Cuchillo-Bayoneta Mauser Española, modelo 1941-43, ”Falcata” se usaba con su ceñidor como distintivo para los Cabos de Servicio en las Brigadas.
 
Ya en esa época se disponía como fusil de reglamentario para las Fuerzas Armadas del fusil de asalto CETME, acrónimo de Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales, modelo C.




AMETRALLADORA MG 42
 
 
Nombre: Maschinengewehr 42 (MG42)
 
País: Alemania
 
Creación: 1942
 
Dimensiones: 1,2 metros (53,3cm el cañón)
 
Calibre: 7,92mm Mauser
 
Alcance: medio-largo (800 metros)
 
Capacidad de carga: cintas de 50 o 250 cartuchos
 
Peso: 11,57 kgs con bípode
 
Descripción:
 
 
Su característico sonido, similar al producido al rasgar una cortina, se convirtió en la pesadilla de las tropas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial. Conocida internacionalmente con el sobrenombre de la “sierra circular”, la MG42 pasó a la historia como la ametralladora más eficaz del planeta. Su elevada cadencia de fuego (algunos modelos realizaban unos 1.800 disparos por minuto) y su fiabilidad la convirtieron en un arma muy temida por los soldados estadounidenses y británicos que se vieron las caras con ella en el frente de batalla.

Diseñada por la compañía alemana Metall und Lackierwarenfabrik Johannes Grossfuss AG, la ametralladora MG42 nació con el objetivo de sustituir a la MG34, su célebre predecesora. Al igual que la MG34, la MG42 utilizaba munición del calibre 7,92mm Mauser (7,92x57mm). Pero a diferencia de su antecesora, la MG42 era más rápida y menos costosa de producir. Este hecho, unido a su resistencia y su sencilla utilización, propició que esta ametralladora alcanzara la categoría de mito. Diversas compañías alemanas, entre las que figuran célebres nombres como los de Mauser o Grosfuss, obtuvieron la patente de fabricación en 1942. Desde ese año y hasta el final de la guerra (1945) estas compañías produjeron más de 400.000 unidades de la MG42.

Esta popular ametralladora funcionaba mediante el sistema de retroceso de masas y se alimentaba mediante cintas desechables de 50 hasta 250 cartuchos. Para su correcto funcionamiento era necesaria la presencia de tres soldados: el tirador, el cargador (quien se encargaba de la munición y de sustituir los cañones cuando de sobrecalentaban) y el observador. La MG42 incorporaba un bípode plegable que podía utilizarse tanto en la zona delantera del arma como en la parte central. Tras la conclusión de la Segunda Guerra Mundial, la MG42 fue sustituida por la MG42/59 y más adelante por la MG3. Sin embargo, la popularidad de esta legendaria ametralladora no acabó con la conclusión del conflicto bélico, ya que los ejércitos de todo el planeta copiaron y adoptaron el mecanismo de la MG42 para sus propias ametralladoras. En este sentido, destacan la M60 estadounidense (con un sistema de alimentación muy similar al de la MG42) y la yugoslava M53, que mantuvo el calibre 7,92mm Mauser.





M-82 PISTOLA LLAMA M-82
 
 

 
La Llama M-82 es una pistola semiautomática fabricada por la firma española Llama - Gabilondo y Cía. S.A. Fue desarrollada en 1976 y adoptada en 1978. Es una de las pistolas reglamentarias de las Fuerzas Armadas Españolas. Será sustituida por las pistolas HK USP y FNP 9 para las fuerzas armadas y policía nacional excepto infantería de marina, que usara la FNP de características similares pero más ligeras, ergonómicas y resistentes.
 
La pistola Llama M-82 en calibre 9x19mm o 9 Parabellum. Las partes fundamentales de esta arma son la corredera y el armazón. La corredera contiene el seguro manual y los elementos de puntería del arma (alza y punto de mira). En cuanto al armazón, éste contiene el disparador, ubicado dentro del arco del guardamonte, la palanca de desarme, la palanca de retenida y el martillo.
 
 
 
 
Las características técnicas de la pistola Llama M-82 son las siguientes:
 
 
-Alcance eficaz de 50 metros.
 
-Disparador en doble acción. Este sistema sólo funciona cuando el martillo se encuentra en la posición de reposo. Para su puesta en marcha debemos quitar el seguro, y al accionar el disparador el martillo desciende a su posición más retrasada, para posteriormente regresar a su posición adelantada o de reposo y así poder hacer fuego.
 
-Peso: 1.397 gramos el modelo de acero y 1.162 gramos la versión con la estructura de aleación.
 
-Capacidad del cargador: 15 cartuchos más uno en recámara.
 
 
La M-82 consta de cuatro seguros que son los siguientes: de percutor, de aleta (o manual), de cargador, y de fin de carga.
 
 
Seguro de percutor: este seguro evita, estando el percutor intermedio visible, que el martillo presione a la aguja percutora estando la pistola en reposo o montada en doble acción. Este seguro es consecuencia de las retenciones del martillo en el fiador y en el escalón del tirante.
 
 
Seguro de aleta o manual: Al accionar la aleta permite que el percutor intermedio gire, alejándose de la posible acción del martillo y en posición de reposo del martillo. Mediante este giro también se acciona el desconector de la lanzadera, desplazándolo y situándolo en una posición inactiva junto al disparador.
 
 
Seguro de cargador: Este seguro sólo protege contra la acción del disparador. Al sacar el cargador, su seguro desplaza a la lanzadera, situándola en una posición inactiva junto al disparador.
 
 
Seguro de fin de carga: Entra en funcionamiento automáticamente cuando se dispara el último cartucho. Al entrar en recámara el último cartucho, la pestaña del cargador actúa sobre la patilla de la retenida, elevándola y bloqueando a la corredera, cuando por efecto del último disparo retrocede y coincide su rebaje con el diente de la retenida.






PISTOLA STAR SUPER B
 
 
De calibre 9mm Parabellum pertenece a la categoría de arma con cañón y cierre móviles, de acerrojamiento rígido con desbloqueo por retroceso y basculamiento del cañón. Aprovecha la energía del retroceso producida por los gases del disparo y la acumulada en el muelle recuperador. Su velocidad inicial es 340 m/s, la longitud del arma es 216 mm y su peso sin cargador (8 cartuchos) de 955 gr con seis rayas a dextrosum y un alcance máximo eficaz de 50m, lleva incorporados los seguros de aleta, percutor, cargador, e interrupción del disparo, en caso de recámara abierta.
 
 
Pistolas semi-automáticas españolas basadas en la Colt 1911.La empresa Echeverría se fundó hacia 1908 en Eibar,y aunque su historia aparece algo oscura,debió dedicarse a la fabricación de armas semi-automáticas de una u otra clase desde entonces.También de vez en cuando ha producido subfusiles de diversos tipos.
 
La marca comercial "Star" fué adoptada en 1919 y ha sido utilizada desde esta fecha en una variedad bastante confusa de pistolas de distintos tipos,tamaños,calibres y sistemas de numeración y clasificación.
 
La de la foto es la Star modelo B,que apareció en 1928.Esta basada en la Colt,aunque le falta el seguro de empuñadura peculiar en ella.Es un arma robusta y bien costruida y puesto que emplea un cartucho potente como es el 9 mm. Parabelum,necesariamente funciona por el sistema de bloqueo de cierre.Y lo hace por el conocido principio de Browning:después de un breve periodo de retroceso,el cañón salta hacia abajo por la parte de la recámara,zafándose de la corredera que continua hacia atrás y monta el martillo.Después vuelve hacia adelante,introduce el siguiente cartucho en la recámara y se produce de nuevo el bloqueo,quedando el arma lista para el disparo.
 
Hacia final de la Segunda Guerra Mundial,la Star,modelo B (junto con los modelos A,M, y P) fué rediseñada y recibió el nombre de "Super Star".En 1946 fué aprobada como pistola reglamentaria del Ejército Español en sustitución de la Astra 400.
 
 
 
Características
 
 
Nacionalidad:Española
 
Longitud:203 mm.
 
Cañón:127 mm.
 
Calibre:9 mm Parabellum
 
Rayado: 4r.,dextrorsum
 
Capacidad: 8 cartuchos
 
Vel. inicial :335 m/seg.
 
Alza:Fija



SUBFUSIL STAR Z-70B
 
 
Esta arma de fuego ametrallador (automático) o tiro a tiro (semiautomático), aprovecha la energía de retroceso producida por el disparo y la acumulada en un resorte recuperador cuando este queda comprimido.
 
 
De calibre 9mm Parabellum, velocidad inicial 370-390 m/s tiene un peso de 2.650 k y una longitud de 480 o 700 mm según lleve el culatín plegado o extendido. Sus cargadores admiten 20 o 30 cartuchos y si bien su alza está graduada a 100 y 200 m su distancia eficaz de empleo no rebasa los 50-75 m. La velocidad teórica de tiro alcanza los 550 disparos/minuto (dpm) y el ánima está rayada a dextrosum (6 rayas).
 
 
Además del seguro de aleta, dispone de otros como el de percusión prematura, el automático del cierre y el contra montados incompletos.
 
 
El subfusil Star Z62 fue desarrollado por la empresa STAR Bonifacio Echeverría SA, de España alrededor de 1962, y fue adoptada por el ejército español, la policía y guardia civil en 9mm Largo. Para las exportaciones, se febrico una versión en calibre 9 mm Luger / Parabbelum. En 1971 la compañía Star,tras unas pequeñas modificaciones lanzó al mercado la versión actualizada del Z62, denominándose Z70b.
 
Al igual que el anterior se fabricó en 9 mm Largo para servicio en español y en 9 mm Luger para la exportación. En el ejército español fue reemplazado a mediados de la década de 1980 por la Star Z84. El Star Z62 es un arma operada por retroceso convencional con función selectiva de disparo,automática o semiautomática.
 
El receptor tubular de su parte delantera también actúa como un escudo térmico, la palanca de carga se encuentra en el lado izquierdo .Esta provista de una culata plegable y alza en forma de "L" graduada para 100 y 200 m.
 
 
El Z70b es en muchos aspectos similar a la Z62,durante tres décadas el sub-fusil “Z-70” fue reglamentario en las Fuerzas Armadas Españolas .Fue el heredero directo del “Z-62”, siendo este a su vez el sustituto ofrecido por la afamada casa Star Bonifacio Echeverría, S.A. a las Fuerzas Armadas Españolas para el reemplazo de los muy extendidos “Z-45”.
 
Una de las características principales del “Z-70”, adoptado en 1.971, era que utilizaba ya la munición de 9 mm Parabellum o Luger, siguiendo la tendencia del resto de las naciones europeas, y abandonando un cartucho tan español como el 9 Largo mucho más potente. En la práctica el “Z-70” resultó ser un arma ligera, de pequeño tamaño, por lo tanto fácil de portar, con muy pocas piezas y extremadamente sencilla de desmontar.
 
El sub-fusil demostró ser muy robusto, rápido de armar, y sencillo de accionar. En su favor debemos anotar igualmente la facilidad de alternar el modo tiro a tiro con el de ráfaga, según se apretara el gatillo con un solo dedo o con dos a fondo, sin necesidad de manipular otra palanca, ni dejar de disparar. En su contra, se le consideraba un arma “nerviosa” en el sentido de que una vez montada y con el seguro de empuñadura quitado, un golpe contundente la podía hacer disparar.
 
En el S.V.A. se cuenta una anécdota, que parece fue cierta, y que sucedió de madrugada cuando a un funcionario cansado y con demasiado sueño, que custodiaba a no pocos detenidos se le cayó su “zeta” al suelo … dicen que aquel arma disparada por el diablo no paró de escupir fuego hasta acabar el último cartucho del peine. La habitación acabó algo agujereada, pero milagrosamente nadie salió herido.
 
No se puede decir que este sub-fusil fuera perfecto, pero si era un gran arma para su época, con muchas cualidades. Incluso el “MP-5” que dota actualmente al S.V.A., y cuya calidad es indiscutible, también tiene algunos inconvenientes no dejando por ello de ser un arma excelente. Pero lamentablemente aquí en España tendemos muchas veces a criticar excesivamente “lo de dentro” y a alabar “lo de fuera”, por eso el sustituto natural del “Z-70” y “Z-70B” que debería haber sido el magnífico Star “Z-84” nunca se llegaría a adquirir en grandes cantidades. Algo parecido sucedería con las armas cortas, la Policía Nacional añora sus viejas Star PK, preferibles a las germanas H&K USP Compact, …vivir para ver. Aunque los productos STAR se vendían en todo el mundo, no cabe duda de que sus mayores ventas tenían como destino el mercado nacional.
 
El descenso de pedidos llevaría a cerrar su fábrica de Eibar el 27 de Mayo de 1.997 terminando así la producción de una numerosa serie de modelos de armas que habían alcanzado una Características “Z-70”.
 
 
Calibre :9 mm Parabellum.
 
Funcionamiento :Sistema de cierre por masa con reculada y percusión adelantada.
 
Clases de tiro : Semi-automático y automático.
 
Velocidad de tiro teórica :550 disp./min.
 
Velocidad inicial :370 a 390 m/s.
 
Longitud del arma con culata plegada :480 mm.
 
Longitud del arma con culata extendida : 700 mm.
 
Longitud del cañón :200 mm.
 
Peso del arma sin cargador :2,650 Kg.
 
Capacidad del cargador : 20, 30 ó 40 cartuchos.
 
Peso del cargador : 20 cartuchos 100 gr.
 
Peso del cargador :30 cartuchos 200 gr.
 
Peso del cargador :40 cartuchos.. 250 gr.

 
Elementos de Puntería:Mira Regulable lateralmente.Alza Graduada para 100 y 200 m.merecida fama internacional desde principios del siglo XX.



 FUSIL DE ASALTO DE LEYENDA: EL C.E.T.M.E

 
en 1949 se creó en España el Centro de Estudios Técnicos y Materiales Especiales, un organismo ideado para investigar y desarrollar nuevos equipos para los ejércitos españoles. A este Centro llegaron algunos técnicos alemanes que colaboraron en el diseño de los nuevos fusiles. Sólo un año después, en 1950, el estado mayor emitió el encargo de desarrollar un fusil automático con un alcance eficaz de 1.000 metros, que pesase menos de cuatro kilos, midiese un metro de longitud y se alimentase con cargadores de 30 cartuchos. Nacía así el primer CETME.
 
No encontramos ya entrado el año 1945. La Segunda Guerra Mundial esta apunto de acabar, los científicos alemanes del proyecto MP-44/Sgt-44 huyen y se refugian en España, para no ser capturados por los aliados, especialmente soviéticos o norteamericanos. Una vez finalizó la contienda, los científicos e ingenieros alemanes acabaron en las filas de investigadores de los vencedores, pero uno de ellos, el científico Ludwig Vorglimler, puso rumbo a España. Entró a formar parte del Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales, organismo creado por Franco para compensar el gran aislacionismo en el que había caído su régimen tras finalizar la Guerra Civil española (1936-1939).


 
Primer fusil de asalto y precursor del CETME
 
 
Vorglimler era el principal diseñador del primer Fusil de Asalto de la historia, el STG44 y su evolución el STG45. La verdad es que en su día el STG44 disgustó profundamente a Hitler que se permitió opinar que era feo, tosco y pesado; y quizás lo fuera, pero tenía la capacidad de hacer fuego para adaptarse a las circunstancias del combate, de manera tanto automática como semiautomática con el tamaño y potencia de fuego de los fusiles K98 y Gewehr, así los pelotones ganaban una potencia de fuego bastante superior a sus enemigos aliados armados con M1 Garand y subfusiles Thompson y M3, marcando una notable diferencia en determinadas situaciones tácticas.

 
Así pues, una vez asentado en España, Vorglimler, continúa con sus investigaciones y con el prototipo que Mauser tenía al final de la guerra.
 
En 1949 sale a la luz el CETME A1, de calibre 7,92x40 mm pero pronto la competencia empieza a quejarse de que el tipo de cartucho es contrario a las leyes de la guerra y CETME recalibra el y nace el CETME A2 con un calibre ligeramente más pequeño pero un cartucho más largo, 7,62x51mm que es la munición estandarizada OTAN. Ambos modelos usan cargadores de 20 cartuchos y resultan precisos hasta 1000 metros. Este arma ya fue utilizada por el Ejército español en la Guerra de Sidi Ifni (1957-1958), compartiendo el campo de batalla con los fusiles de cerrojo Mauser de 1943, con una más que notable diferencia en la potencia y cadencia de tiro, efectividad y sobre todo eficacia.
 
 

CETME Modelo A1

 
El proyecto no pasó inadvertido en Alemania y,  H&K se quiso implicar con CETME para coproducirlo aunque después se desligase y usara el CETME B como modelo para su G3. El CETME B mejoraba el asa portafusa, la bocacha permitía el uso de granadas de fusil y el culatín era muy ergonómico. En España pasa a ser reglamentario en los tres ejércitos, Aire, Armada y Tierra; siendo fabricada su versión en 1958.
 
Modelos de CETME.

CETME Modelo B

 
El modelo CETME C, comúnmente conocido como "Chopo”  llego en 1964. Incorporaba un guardamanos de madera, que evidentemente protegía al tirador del calentamiento del cañón, una carrilera para incorporar miras telescópicas y el alza pasa a ser de librillo con distintas distancias, 100, 200, 300 y 400 metros. Es de lejos el mejor modelo, duro, fiable y resistente, desmontaje relativamente, robustez y gran fiabilidad, lo hace, sin duda, uno de los mejores de su época.
 
Se dota a Guardia Civil y Policía Nacional con dicho modelo y aún hoy se usa en algunas academias militares españolas aunque solo sea para “machacar”, es decir, tabla de combate, paso de pista, desfiles, etc…, siendo sin duda la mejor versión de todos los modelos

 

CETME Modelo C
 
 
El modelo CETME E no deja de ser similar al C pero con guardamanos, cargador y culatín de plástico, un pequeño experimento del que no hay muchos ejemplares

 

CETME Modelo E

 
 
El modelo CETME L puede que sea el gran fiasco de toda la serie. España busca ponerse a la altura de otros países de la OTAN y necesita un fusil de calibre 5,56x45mm, hecho de chapa metálica y plástico, usa cargadores de 30 cartuchos y consigue suavizar el retroceso con el nuevo calibre pero no resulta un fusil fiable y requiere mucho mantenimiento, los muelles recuperadores se desgastan con facilidad y en ocasiones los ejemplares mas antiguos no cargan bien ni siquiera el primer cartucho. Era excesivamente frágil, cualquier golpe podía hacer que el culatín quedara prácticamente suelto, a pesar de los dos pasadores que lo sujetan. Hoy en día se sigue usando para deportes militares como triatlón y concursos de patrullas, estando en activo hasta el año 1999.


CETME Modelo L
 
De un tiempo a esta parte surgen voces dentro de las unidades operativas españolas que defienden el uso del CETME C como fusil de tirador a nivel pelotón, debido a su gran precisión y potencia, dotado con una mira decente y el cargador de 20 cartuchos puede añadir alcance a los pelotones españoles en zonas de combate sin necesidad de recurrir a equipos de tiradores dotados con Accuracy AW y Barret .50, dado que con sus G36 de 5,56x45mm hacer blanco a mas de 600 metros es, prácticamente, una lotería. El modelo LC incorpora el culatín retráctil, cañón más corto y un conjunto de cierre diferente al no disponer de muelle amortiguador solo recuperador, haciéndolo esta diferencia más eficaz.

CETME Modelo LC
 
También existió el modelo menos conocido, el  LV (L-Visor óptico) era igual que el modelo L pero con la diferencia de que el cuerpo de puntería del alza era sustituido por un cuerpo especial para la colocación de un visor óptico y además llevaba una mira de auxilio. Este modelo se componía además una caja con dos tipos de visores uno diurno y otro nocturno, su cometido era ser utilizado por tiradores selectos de intervención rápida así como en unidades de ataque nocturno.

CETME Modelo LV

 
Tras los problemas acarreados por los últimos modelos desarrollados por CETME, en  1996 sale a concurso público la adquisición de un nuevo fusil de elevadas prestaciones para las Fuerzas Armadas españolas. Fue elegido en 1999  el modelo G36E de la empresa H&K(curiosamente la que codesarrolló el CETME en sus inicios).

 
CETME también tuvo otros modelos como el AMELI y el subfusil CETME C2, siendo estos poco conocidos en nuestro país.



CETME AMELI


SUBFUCIL CETME C2

 
El curioso Cetmetón.  Aunque no es un desarrollo propiamente dicho de CETME, tras la Segunda Guerra Mundial se llegó a la conclusión acertada de que sería necesario equipar a los tres ejércitos con un arma automática y retirar los viejos mosquetones (Mauser) modelo 1916 y 1943 de acerrojamiento manual. Como el número de unidades de estas armas era muy alto y muchos estaban en perfecto estado de conservación, en un principio se aprovecharon las estructuras de los mosquetones y se montó un cañón de CETME con mecanismos adaptados para ellos. Estos modelos fueron el FR 7 y el FR 8 también conocidos como Fusiles Reformados 7 y 8, o más popularmente como CETMETON. Posteriormente fueron destruidos, exportados o vendidos como armas de caza a particulares.
 
Conclusión

CETME CETMETON FR8

 
 
La familia de fusiles de asalto CETME ha demostrado durante ya más de cinco décadas ser un producto de primera calidad. Fiable, preciso y resistente, este fusil ha estado en servicio en más de 30 países, tanto bajo las siglas CETME como H&K G-3.


H&K G-3

 
Y todo parece indicar que todavía le quedan bastantes años dando “guerra" en manos de coleccionistas y usuarios de las últimas versiones. Con este rifle, la industria armamentística española demostró, como tantas otras veces, que con los apoyos necesarios podía situarse entre las punteras a nivel mundial. Lástima que en los últimos años no se garantizase la independencia tecnológica de nuestra industria y de nuestras Fuerzas Armadas, pues estaba más que demostrado que podíamos estar a la altura de los mejores si se ponía empeño en ello. Ahora le toca demostrar al H&K 36 (descendiente del CETME) que puede ser un digno heredero de la saga iniciada tras finalizar la IIª Guerra Mundial.


H&K 36

 

Un poco de historia

 
1948: Se concibe el CETME (Centro de Estudios Técnicos de Estudios Técnicos de Materiales Especiales), como medio de contrarrestar los efectos que el aislamiento internacional estaba teniendo sobre las Fuerzas Armadas.
 
1949: Se crea el CETME.
 
1952: Comienzan las demostraciones en España y Alemania.
 
1956: Comienza la fabricación del Modelo A.
 
1957: Alemania adopta el Fusil de Asalto CETME. En España, el Ejército de Tierra adopta el Fusil de Asalto CETME.
 
1958: Comienza la fabricación del Modelo B. La Marina y el Ejército del Aire adoptan el Fusil de Asalto CETME.
 
1959: Se firma el primer acuerdo de desarrollo conjunto con Alemania.
 
1962: Se firma el segundo acuerdo de desarrollo conjunto con Alemania.
 
1964: La Fuerzas Armadas Españolas adoptan el cartucho 7,62x51mm NATO. Comienza la fabricación del Modelo C.
 
1966: Comienza el desarrollo del Modelo L.
 
1976: Termina la fabricación del Modelo C.
 
1980: Termina el desarrollo del Modelo L.
 
1982: Se terminan los primeros prototipos de la AMELI.
 
1984: Se fabrican los primeros lotes de los Modelos L y LC.
 
1985: Se firma el primer contrato de 600 AMELIs para el ejército británico.
 
1996: Las primeras M-16 comienzan a aparecer en unidades especiales, para su evaluación. Se establecen las bases para el concurso público de ofertas para reemplazar al CETME. Optan al concurso los fusiles de asalto C-7 (DIEMACO, Canadá), FNC (FN, Bélgica), Galil (IMI, Israel), G-36 E (H&K, Alemania), SIG-550 (SIG, Suiza) y AUG-77 (Steyr, Austria).
 
1999: El H&K G-36E es seleccionado como futuro fusil de asalto español.

Características

 
Nombre:  CETME (Mod. A, B, C, E, L, LC y LV)

 
Fabricante:  Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales

 
Diseñador:   Ludwig Vorgrimler

 
País de Origen: España

 
(Diseñada) Servicio:  (1952) 1957-1975 (A, B, C) 1975-1999 (L, LV)

 
Munición
 
Mod. A: 7,92x40mm CETME
 
Mod A2, B: 7,62x51mm CETME
 
Mod B, C, E: 7,62x51mm OTAN
 
Mod L, LC, LV: 5,56x45mm OTAN
 
 
Sistema de Disparo: Acerrojamiento semirrígido de bloqueo por rodillos

 
Alcance (efectivo)
 
A: 1000m (600m-800)
 
Mod B, C, E: 1000m (600m)
 
Mod L, LC, LV: 800m (400m
 
 
Cadencia de disparo: 750 disparos por minuto
 
 
Peso:  
 
Mod A, B, C, E: 4,3 Kg
 
Mod L, LC, LV: 3,3 Kg

 
Cargador:
 
Mod A, B, C, E: Extraíble recto 20 cartuchos
 
Mod L, LC, LV: Extraíble recto 30 cartuchos



LANZACOHETES C-90
 
 
El C-90 es un lanzacohetes que dispara una granada propulsada por cohete de 90 mm fabricado por Instalaza en Zaragoza, España.
 
 
El arma es de un solo uso, disparable desde el hombro y transportable por una sola persona.​El contenedor-lanzador está fabricado en resina reforzada, aloja permanentemente al proyectil, y a todos los elementos del sistema que están unidos a él. El mecanismo de disparo es totalmente autónomo y carece de componentes eléctricos, en la parte posterior del proyectil se encuentra el motor cohete con su encendedor y el estabilizador. La combustión del propulsante termina antes de que el proyectil salga del lanzador. La ausencia de retroceso permite el disparo en cualquier posición y con una puntería estable en el momento del disparo.
 
 
 
El intensificador de luz VN-38c ha sido diseñado para dotar a la familia de los C-90 de capacidad operativa por la noche o en condiciones de poca luz; Es un sistema pasivo de bajo consumo de energía que se acopla mediante una zapata al visor óptico del C-90 y que no requiere ningún ajuste, ya que la puntería se realiza con la óptica del propio C-90. Este sistema se puede usar para vigilancia nocturna mediante la extracción del colimador e introduciendo donde estaba este, un ocular (3,3X) que permanece en un hueco de la parte de abajo del VN-38C, en ese mismo hueco se pone el colimador que hace la función de empuñadura. Los C-90 anteriores que no disponen de zapata para el visor, Instalaza les proporciona una plantilla especial para colocarle la zapata. Opcionalmente el contenedor-lanzador se puede suministrar con empuñadura (abatible) y una hombrera, que mejoran el apunte y disparo del C-90.

 
 
Fabricado al igual que el lanzagranadas por la casa Instalaza, se emplea contra vehículos acorazados utilizando para ello granadas de carga hueca. Lleva un visor óptico de 2 aumentos, con marcas de distancia para batir blancos hasta 350 m. Sale de fábrica homogenizado y sellado.
 
 
El sistema consiste en una granada-cohete de carga hueca que se dispara desde su envase lanzador, que lleva adosado un mecanismo de disparo y un visor óptico, siendo después del disparo todo el conjunto desechable.
 
 
El sistema es estanco y su mecanismo de disparo, de tipo mecánico, dispone de un sistema de seguridad, que hace, que cuando el selector del seguro se encuentra en la posición «S», una lámina de plástico duro se interponga entre el percutor y el cebo iniciador.
 
 
Sus características son las siguientes:
 
 
-Calibre: 90 mm.
 
 
-Longitud total: 840 mm.
 
 
-Peso: 3.900 gr.
 
 
-Distancia normal de empleo: 200 m.
 
 
-Peso de la granada: 2.350 gr.
 
 
-Peso del explosivo: 660 gr.
 
 
-Perforación en acero uniforme: 400 mm.
 
 
-Velocidad inicial: 140 m/s.
 
 
-Zona peligrosa: Sector de 80º y radio de 12 m.
 
 
-Distancia mínima de empleo: 10 m.
 
 
-Temperatura de empleo: -15ºC a +50ºC.
 
 
-Es capaz de perforar el blanco doble coraza NATO.
 
 




EL MACHETE DEL EZAPAC

 
Uno de los símbolos identificativos del EZAPAC es su machete, que aparece representado en su emblema, junto a las alas y el paracaídas, simbolizando la iniciativa y la acometividad propia de la Unidad.
 
 
El machete zapador, o cuchillo del EZAPAC, es un raro ejemplar de cuchillo militar cuyo origen se remonta a la creación de la Primera Bandera de Paracaidistas de Aviación, en el año 1947.

 
Fabricados en los años 50 por la desaparecida Fábrica Nacional de Toledo como armamento de dotación para los miembros de la Primera Bandera, posee un original y sorprendente diseño que lo convierten, junto con el machete paracaidista australiano MK I y MK II de 1944, en los dos únicos cuchillos militares con forma de hoja invertida que existen en el mundo hasta el día de la fecha. Es, sin duda, uno de los más raros diseños de la cuchillería militar española de todos los tiempos.
 
 
Se fabricaron un número pequeño de unidades numeradas, en comparación con otros cuchillos militares de la Fábrica Nacional de Toledo, ya que su uso era exclusivo para el personal de la Primera Bandera.
 
 
La idea de su original diseño era la de crear una herramienta multifuncional, dotándolo de doble filo, uno bien agudo ideal para tareas finas de corte, y otro menos afilado para hachar. La joroba que presenta la hoja está diseñada para éste uso, desplazando el peso para un óptimo manejo.
 
La hoja se hizo ancha y de punta fuerte para poder cavar, palanquear y usos parecidos.

 
Además de como herramienta, queda marcado su claro carácter de arma por otras de sus características, ya que su forma de hoja invertida le permitía al combatiente no tener que cambiar la forma de empuñarlo a la hora de degollar, y su acanaladura central, llamada "canal de sangre" o "desangrador", facilitaría la acción de sacar la hoja clavada en la carne.
 
 
Tiene unas dimensiones contenidas, resulta perfectamente manejable y transmite una sensación de solidez y buen acabado al empuñarlo.
 
Gran cuchillo con mucha personalidad y con la calidad acostumbrada de la Fábrica Nacional de Toledo.
 
Es, sin duda, una buena herramienta de trabajo para una unidad de operaciones especiales.
 
 
Este cuchillo acompañó a los miembros del Primer Escuadrón de Paracaidistas en su bautismo de fuego en la Guerra de Ifni en 1958.
 
Posteriormente, con la disolución del Primer Escuadrón en 1965, pasó a prestar servicio, junto con el resto de material de dicha Unidad, a la recién creada Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas, convirtiéndose además en uno de los símbolos del emblema de la recién creada Escuadrilla.
 
 
Su utilización, con el paso del tiempo, fue limitándose cada vez más. Cuando su entrega como componente de dotación personal dejó de autorizarse, su uso quedó exclusivamente para desfiles.
 
 
En la actualidad, y debido al pequeño número de ejemplares que quedan en la Unidad (se calcula que sobre los 150), están custodiados por la Sección de Armamento del EZAPAC, saliendo únicamente de la Armería algunos ejemplares con ocasión de exposiciones de material, para deleite de los visitantes.
 
 
Lejos queda el uso de este machete como herramienta de los paracaidistas del Ejército del Aire, ya que el paso del tiempo y su fuerte carácter simbólico lo han convertido en una auténtica pieza histórica y todo un símbolo para los miembros del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas que lo custodian.
 
 
Ficha Técnica
 
Longitud Total: 340 mm.
 
Longitud Hoja: 206 mm.
 
Ancho Hoja: 045 mm.
 
 
Guarnición: de metal pavonado en negro. Comporta un puño en pico, cruz corta ovalada y espiga de la misma anchura de las cachas, las cuales, fabricadas en duro material sintético ennegrecido, se afianzan por medio de dos tornillos pasadores.

 
 
Hoja: de singularísimo diseño, reúne una bigotera en escalón, dos filos asimétricos que engendran una hoja de amplias dimensiones, un canal central muy marcado y una corta pala a dos mesas característica de las llamadas a lomo de anguila.


 





Regreso al contenido