ORGULLO DE VETERANO

Vaya al Contenido

ORGULLO DE VETERANO

VETERANOS ZAPADORES PARACAIDISTAS EJÉRCITO DEL AIRE
Publicado de Luis Rivas López · 10 Febrero 2022
“ 𝗢𝗥𝗚𝗨𝗟𝗟𝗢 𝗗𝗘 𝗩𝗘𝗧𝗘𝗥𝗔𝗡𝗢 ”
Observo mi emblema, y el primer sentimiento
que me provoca: Orgullo; orgullo de español,
de haber sido miembro de la 𝗘𝗭𝗔𝗣𝗔𝗖,  de Veterano.
Porque ese emblema nos representan a todos
los que un día lo portamos en nuestro uniforme.
Eres ese al que se le nota esa subida de adrenalina provocada por la mezcla de emoción, devoción y respeto,
eres ese orgullo que sale de tu garganta cuando cantas,
con la voz ya ronca, una y mil veces, ¡¡ 𝗤𝘂𝗶é𝗻𝗲𝘀 𝗦𝗼𝗺𝗼𝘀 𝗡𝗼𝘀𝗼𝘁𝗿𝗼𝘀 !!
y que no te importaría cantarla mil veces más con la cabeza mirando al cielo.
Yo soy de los tuyos. Puede que pienses como algunos,
que los colores distintos de nuestras boinas –negra la mía y verde
musgo la tuya- nos hace diferentes… no lo sé,
ni tampoco me importa mucho, o nada.
Porque yo se, que detrás de esa boina, da igual el color,
hay mucho sacrificio; hay muchas horas robadas al
sueño y a la familia, horas ganadas al frío y al cansancio.
Muchos kilómetros andados, de día
y de noche, con cargas pesadas, con caras pintadas
(me viene a la memoria el rostro del
Cristo, manchado de sangre), con pies mojados
y doloridos, suplicando por un alto de cinco
minutos, soñando con una taza de café caliente
o lo más, lo más, con un saco de dormir seco.
Están todas las veces que has subido al avión
deseando oír aquello de “viento cero”…
Detrás de ese emblema, está el hombro de tu cabo
en el que tantas veces te apoyas, las palabras de
tu sargento que te infunde ánimo, las miradas de
tu teniente que te dan valor…, el silencio de tu
Jefe de Unidad que te tranquiliza.
Hay ensayos de Actos bajo un sol de justicia,
que parece que no van a salir bien nunca.
Hay decenas de repeticiones de un Tema hasta que ya está “matizado”
Detrás de ese emblema hay cientos de horas de limpieza
de armamento, de quitarle ese maldito
polvo que reseca el cierre…, de revisar una y mil
veces el vehículo, de comprobar hasta el aburrimiento
las transmisiones, de repasar los procedimientos,
de teóricas a todas horas, de cargar con
pesadas mochilas, de llevar la garganta seca
y de encomendarse a ella, nuestra Virgen de Loreto,
cada vez que se sales de misión.
Detrás de ese emblema hay muchas lágrimas del
compañero perdido, que aunque no haya participado
en conflictos bélicos hemos vividos la amarga perdida de
ese hermano de sangre, compañero y amigo.
Si tienes la suerte de llevar nuestro emblema
y  “desciende de los cielos”, y llevar este glorioso
emblema en tu brazo, acuérdate de este Veterano “viejo
y estropeado” que se siente orgulloso de vosotros
y feliz de ser un Veterano de la EZAPAC y siempre Paracaidista.
(𝗣𝗼𝗿 𝗟𝘂𝗶𝘀 𝗥𝗶𝘃𝗮𝘀)



Regreso al contenido