Equipos - WEB VETERANOS PARACAIDISTAS EZAPAC

Vaya al Contenido

Menu Principal

Equipos

El EZAPAC

                                                                       





EQUIPAMIENTOS

La uniformidad de paseo es la misma que en el resto del E.A. que visten un uniforme de color azul aviación, siendo especifica la prenda de cabeza que es una boina verde en vez de gorro azul; aquellos que no han superados todo el plan de instrucción lleva la boina negra que identifica a la Unidad hasta 1997. En la actividades de entrenamiento en su Base y durante sus despliegues para ejercicios y maniobras visten una amplia variedad de prendas en función a la tarea a desarrollar, incluyéndose en este grupo desde pantalones cortos y camisetas para la prácticas de actividades deportivas hasta uniformes que les protegerían en el caso de operar en zonas en que se hubiesen detectados agresivos Nucleares, Bacteriológicos o Químicos (N.B.Q.).



Lo más usual es que hagan uso de su uniforme mimético concebido en base a un pantalón y una camisola con colores de camuflaje en unos tonos muy similares al del restos de las Fuerzas Armadas españolas, siendo esta última prenda de manga larga por lo que se recurre a plegarlas cuando se usan en condiciones climáticas de temperatura elevada. En función de la actividad que desempeñen también hacen uso de uniformes miméticos que siguen la línea de los “BDU (Battle Dress Uniform) Desert” estadounidenses, trajes camuflados de Gore-tex que le protegen del frio y de la humedad durante los saltos a gran altura o monos de salto manual y en especial para aquellas de adiestramiento, combinando los uniformes con chambergo de sus mismos tonos de color.



Complementando la dotación de equipo personal existe una larga de elementos que incluyen redes miméticas personales, pañuelos para camuflar el cuello, guantes de algodón de color verde y de cuero anticorte, botas mixtas de de saltos y combate, fundas para pistola tipo Bianchi UM-84 y un modelo de pernera de color negro fabricado por manufacturas Valle siguiendo el modelo de la Eagle SAS, mochila de combate Altus de dos modelos, correajes que siguen la línea del ALICE (All-pourpose LIghweight Combat Equipment) estadounidense, cantimploras tipo “Camelback”, forros polares para situaciones de frío y prendas fabricadas en Gore-tex que les protegen de la humedad cuando tienen que trabajar en condiciones climáticas difíciles.



En actuaciones tácticas suelen hacer uso de chalecos multifunciones que permiten transportar los cargadores, complementos, el agua y otros enseres de una forma más racional, usando tanto un modelo de Manufacturas Valle que permite llevar hasta 9 cargadores del fusil de asalto normalizado como uno Altus con el que se está sustituyendo al anterior. Esta nueva prenda, que ha recibido la designación de correaje EZAPAC, incluye dos bolsillos laterales, un anclaje posterior donde se engancha la mochila o una bolsa con capacidad para transportar todo lo necesario para actividades de 24 horas, unos portabidones en el costado de la anterior para transportar dos cantimploras de 750 centilitros que se suman a la dos normales de un litro que se llevan adosadas al cinturón, anclajes para la linterna o los guantes de repuesto, bolsillos para brújula o lo utensilios de camuflaje, y portacargadores para un total de 240 cartuchos, número que se verá disminuido en los nuevos G36 que incluyen un anclaje en sus costados que los hace más gruesos.



Otros complementos del equipo son una mochila de paramédico fabricada por la firma canadiense Pacific Emergency Products, y que incluye elementos para proporcionar las primeras curas y auxilios médicos, los elementos de protección personal compuesto por un chaleco antifragmentos fabricado en España y el casco Kevlar PASGT (Personal Armour System Ground Troops) adquirido en Estados Unidos, y los complementos para actividades en el agua. Este último grupo engloba los trajes de neopreno de color negro que pueden situarse bajo el uniforme si la actividad así lo exige, gafas, respiradores, aletas, momobotellas y bibotellas de aire comprimido o reguladores, figurando entre los anteriores el elemento Pivot US Divers que actúa como manómetro, profundímetro y brújula.


Una de sus actividades básicas es el salto por lo que su dotación de paracaídas es muy amplia y requiere de un almacén específico para guardarlos en las mejores condiciones para que no se vean afectados por la humedad o por la temperatura. Ese local tiene diversas mesas de gran longitud donde personal especializado se encargan del plegado posterior a la utilización para volverlos a dejar en condiciones de uso, y de un taller de mantenimiento en donde reparan pequeñas rasgaduras, roturas y cortes.



Por su empleo se subdividen en paracaídas automáticos, de apertura manual y para cargas. En el primer grupo se encuentran los modelos TP-2D usado por los alumnos de los curso básicos de la EMP y en aquellos aprendizajes iníciales impartidos en la EZAPAC; MC-1-1B que incluye avance propio y tiene capacidad para ser dirigido hacia donde le interese al saltador y el MC-1-1C que es similar al anterior pero más moderno y de menor porosidad, por lo que su descenso es más lento al igual peso y es más adecuado para saltadores de mayor envergadura corporal.



De los de apertura manual vienen empleando los MT-1X que es de tipo plano y se emplea para ejercicios tácticos y con equipos de combate junto con el MT-1S de reserva; Mach lll “Alpha” usado por los saltadores experimentados en la técnica HALO; G9 de origen alemán que puede encontrarse en terminación exterior con mimetizado  o de acabado gris oscuro y que incluye once toberas que le confieren características de parapente que posibilitan largos planeos para infiltraciones tácticas “ Paracushion” que es direccional y usado por personal que como los jefes de salto tiene un trabajo de avión pero no van a saltar por lo que visten para casos de emergencia; el “Galaxy” de tipo tándem que permite al saltador ir acompañado de una persona que no tenga cualificación paracaidista y los Foil 252 y 272 que son de tipo deportivo “Parafoil”, y destacan por ser de tipo plano y ser asignados a personal experimentado en misiones de alta precisión.



También son manuales por los “Parafoil”, de color naranja, usados por los pararescatadores que acompañan a los cazabombarderos EF-18A+/B+ durante el cruce del Atlántico hacia la Base Aérea de Nellis en Las Vegas, pudiendo caer con este dentro de la balsa de salvamento donde les esperarían el piloto que hubiese sufrido un accidente. En los saltos manuales usan cascos de protección tipo Pro-tec y dispositivos SLO (Safety Lock Out), que actúan por la presión atmosférica y activan la apertura automática a la altura seleccionada previamente por el saltador, generalmente 2.500 pies, para evitar la anilla que en un accidente o lipotimia le impidiera activar la anilla que provoca la apertura de la campana, mientras que en los asociados a las técnicas HALO-HAHO, que requieren una adaptación previa con una consola de la que respiran oxígeno gaseoso puro al 100%, llevan botellas de aire de 44 pulgadas cúbicas de volumen que garantizan una anatomía de entre 30 y 45 minutos, altímetros con marcajes en metros o en pies y máscaras de oxígeno combinadas con los cascos de pilotos Gentex GPU-55P, que son los mismos que llevan los pilotos de los cazabombarderos españoles.



Alos anteriores paracaídas hay que añadir los tipos RNP-2403-P,I24 y Lopo-Lite que son de reserva, utilizados como complemento de los tipos automáticos y manual, y los SASPA y Para-Point 500 que son específicos para el lanzamiento de cargas. Este último consiste en una campana cuadrada grande que se fija a una plataforma sobre la que se puede situar una carga hasta 300 kilogramos, siendo su apertura de tipo automático e incluyendo un elemento de control teledirigido para controlarlo a distancia con gran precisión y que puede ser accionado tanto por un paracaidista que acompañe al ingenio en su caída como por un equipo de control desde tierra o una radiobaliza que emita el código prefijado.



Para orientarse durante el salto emplean una consola Magellan 4000XL, que usa el líder de la formación y le indica el rumbo, distancia y posición gracias a que incorpora un sistema de posicionamiento global GPS (Global Position System), equipo del que también se dispone el modelo 5000A usado para navegaciones. En sus despliegues hacen uso de un variado conjunto de equipos de comunicaciones usados tanto para mantener los enlaces tierra-tierra como lo de tierra-aire, encontrándose entre los anteriores diversos tipos del “Walkie-talkie” de origen comercial, sistemas PR4G normalizados en las FAS españolas que destacan por su gran capacidad de agilidad de frecuencias para evitar que las transmisiones sean interferidas, y que incluyen equipos como el 9100 0 el 9200, intercomunicadores FSG4 de la firma alemana Walther Ditter que operan en VHF (Very High Frecuency) y permite los enlaces entre los saltadores gracias a un intercomunicador asociado al casco, equipos de control aéreo Motorola URC-200 que operan en VHF y UHF (Ultra High Frecuency), sistemas AN/PRC-130 en HF (High Frecuency) para enlace tierra-tierra a larga distancia, radios Motorola GP300 para comunicadores terrestres y las AN/PRC-90, Sarbe 5 y Sarbe 6 que son usadas por los pilotos de los cazabombarderos dentro de sus paquetes de supervivencia.



Su armamento incluye el normalizado en el E.A. como son las pistolas Llama M82 del calibre 9x 19 milímetro Parabellum, los fusiles de asalto CETME LC con culata retráctil que disparan la misma municiones del 5,56x45 mm (223 Remington) que los fusiles Heckler Un Koch (H&K) G-36E que les reemplazarán a partir del año 2000, las ametralladoras ligeras AMELI del 5,56, las granadas R-41 de Plásticas Oramil tanto en su variante ofensiva como en la defensiva o las PO-1A, y los lanzacohetes desechables instalaza C90.



Más específicos son los morteros ligeros Esperanza y Compañía (ECIA) “Comando” con 60 mm de calibre, los rifles de precisión C-75 fabricados por la Empresa Nacional Santa Barbara (ENSB) y recamarados al cartucho 7,62x51 mm (308 Winchester) y los rifles británicos de alta precisión Accuracy AW, que destacan por incluir su supresor sónico que puede se roscado en su boca para disminuir el ruido asociado al disparo de sus municiones de 308.



Sobre los anteriores se usan los visores nocturnos Smith & Bender 3-12-50 Mk4 con retícula de 100 a 1000 m y protector para haces láser, o los visores optrónicos nocturnos NVIS KN202 del fabricante noruego Simrad Optronics, usándose también para la observación de los  movimientos de las patrullas telescopios de muchos aumentos y gafas nocturnas GVN-201 de IIª Generación fabricadas por la Empresa Nacional de Óptica (ENOSA).



También hay que comentar el hecho que usan pistolas monotiro para lanzamiento de bengalas de señales, algunos de sus integrantes han adquirido a modo particular pistolas austríacas Glock del 9 mm Pb., se han adiestrado en la utilización de escopetas del calibre 12 y han solicitado la adquisición de subfusiles de la familia H&K MP5.



También disponen de una gran cantidad de artefactos como son los botes de humo caliente usados por los CCT para marcar puntos determinados, o los de humo frío o candelas llevados por los saltadores, bengalas Mk124 usadas durante los saltos nocturnos o para señalizar la posición de un piloto derribado, luces químicas de diversos tamaños en configuración normal, de alta intensidad o infrarrojas, y punteros infrarrojos usados para señalizar los objetivos.  



Esa misma actividad es la que se asigna a los sistemas de iluminación láser GLTD (Ground Láser Target Designator fabricado por la firma Litton Láser Systems División en su planta de Apopka (Florida), que consiste en un módulo ligero de señalización que se usan para guiar armamento de precisión usualmente lanzado desde aeronaves, tarea que ha derivado a desplegarlo en los equipos FAC del E.A. destacados en Bosnia. Su peso es de unos 5,5  con Kg, se alimenta con una batería recargable de níquel cadmio de 24 voltios, puede operar a temperaturas comprendidas entre los -30º y los +40º, en su parte superior incluye dos soportes para situar un elemento de visión nocturna y una cámara térmica para poder usarlo tanto de día como de noche y en cualquier condición atmosférica, suele situarse sobre un trípode para conseguir mayor estabilidad e incluye un elemente óptico de observación de 10 aumentos asociado a un emisor láser de yag-neodimio, que puede usarse tanto para medir la distancia a objetivos situados en un radio de 10 Km. Como para designar puntos en la zona de los blancos, lugar al que llegarán las municiones guiadas tras enlazar con el láser que proyecta.



En sus movimientos por agua usan embarcaciones neumáticas Zodiac en la que han instalado motores fuera borda de 50 caballos y lanchas semirrígidas Duarry “SuperCat” impulsadas por motores Yamaha V4 de 115 caballos, ambas transportadas a la zona de despliegue en remolques específicos enganchados a los anclajes posteriores de vehículos ligeros. Éstos se corresponden con los todo terreno normalizados MC-4 y ML-6 de la firma Nissan, destacando que se trata de variantes carrozadas que hacen más cómodo el viajar en ellos o permanecer en su interior cuando se emplea en actividades CCT; estos son complementados con los todo terreno de alta movilidad VAMTAV “Rebeco” de la firma española Urovesa.


Los transportes de mayor envergadura son asignados a camiones ligeros Mercedes “Unimog” que destacan por incluir equipos de vadeo profundo y por contar con un torno delantero con el que podrían salir de situaciones problemáticas, camiones medio Pegaso e Iveco de los tipos 7046 de 4 toneladas y 7217 A1 de 6 toneladas y un autocar Iveco “Elite” L carrozado por Ugarte y usado en los desplazamientos colectivos para ejercicios y maniobras.


Fotos Revista: SOLDIERS RAIDS

Ir a Página principal




 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal